jueves, 31 de enero de 2013

Irisasi BTT 2013

Andatza Mendizaleen Kirol Taldea

El año pasado nos encantó esta marcha; el resumen fue: frío, barro, lluvia, granizo, nieve, y mássss frío.
Este año lo podríamos resumir en barro de todo tipo y para todos los gustos.
Como el año pasado, muy bien organizada. La novedad de poder escoger entre tres recorridos, y preinscripción, haciendo que por lo menos salga algo más barata.
Hemos pasado todo el fin de semana desde el viernes, teníamos cogida una casita de agroturismo en Usurbil: Troya landaetxea. Merece la pena: buen sitio, buen trato, una gozada.
El viernes lo pasamos tranquilos ya que habíamos llegado tarde, así que cenita, un poco de tele y juegos con los críos, y a la cama.
El sábado estuvimos dando una vuelta por Usurbil, que estaba de fiesta por la presentación de la Korrika, y después de tomar unos potes, nos fuimos a comer a la sidrería Saizar, en Usurbil, que realmente fue espectacular.

Tras una pequeña siesta, nos fuimos a Lasarte-Oria, a dar una vuelta y comprar algo para la cena.
El domingo, como siempre hago, me levanté pronto, a eso de las 7:20, y vi que no llovía, 14ºC, temperatura impresionante, así que tras desayunar, nos pusimos de faena y nos fuimos para el frontón de Usurbil, donde habíamos quedado con Aritz y Amaia para la inscripción.
Nos juntamos en la salida, según la organización, 370 personas, que no está nada mal a estas alturas del año, más aún sabiendo lo que nos íbamos a encontrar todos: barro, y más barro.
He de decir que me he comprado unas cubiertas para barro, y la verdad, es que la experiencia ha sido impresionante, traccionaban un montón, de manera que en los tramos donde la pendiente era bastante amplia, yo podía seguir subiendo sin resbalar, mientras los demás tenían que subir a pie.
Fuente: Andatza
Empezamos, unos 4 kilómetros rodando hasta llegar a las primeras rampas del monte Irisasi, a donde llegamos los cuatro juntos, hasta que al de dos kilómetros me dí cuenta de que Asier no estaba. Así que me quedé para ir con él, los primeros kilómetros se le hicieron bastante duros, hay que decir que lleva un año en el dique seco, y ahora está empezando otra vez, así que...era de esperar que no fuera como un titán.
Fuente: Andatza
Fuente: Andatza











Hasta el avituallamiento, estuve yendo con él un rato, tirando hasta estar a 5 metros de Aritz y Amaia, parando para sacar fotos hasta que llegaba Asier, y volviendo a tirar hasta coger a éstos. Al final, cuando llegamos al avituallamiento, dejé de estar así todo el rato, ya que si no me iba a acabar quemando.
Después del avituallamiento, la cosa cambió, dejábamos la pista para meternos por tramos de bosque con charcos...ya me mantuve alerta para no desaparecer dentro de uno como el año pasado.
Se daba una vuelta bastante maja, se bajaba por el bosque que tanto nos encantó el año pasado, y que este año se podía bajar digamos que bastante mejor ya que no había nieve, y después se llegaba de nuevo al avituallamiento justo por los mismos senderos por donde habíamos subido antes.
Fuente: Andatza
Fuente: Andatza


Así que paramos otra vez en el avituallamiento, donde esta vez tenían un caldito muy reconfortante, y seguimos a la bifurcación para escoger ruta larga o mediana. Pero no hubo opción, nos señalaron hacia la mediana ya que íbamos tarde.
Fuente: Andatza

Y, la verdad, éste fue el peor tramo de todos. Yo pensaba que tras la bajada que daba a la pista por la que habíamos subido, esto iba a ser como el año pasado, dirección a Usurbil. Pero fue completamente distinto: se tomaba una senda por la derecha y el barro resultó bastante pestoso en esos 8 kilómetros. Me cansé bastante, sí...las ruedas traccionan una barbaridad y, claro, eso hacía que me subiera casi todo en la bici, por lo que acabé reventado.
Fuente: Andatza
Fuente: Andatza


Fuente: Andatza
Fuente: Andatza















Al final volvimos a dar a la pista y ya solo nos quedaban 4 kilómetros a meta. Nos juntamos un grupito hasta la subida a Usurbil, donde nos fuimos Asier y yo hasta meta. Allí nos esperaban toda "la family", animando la llegada.
Fuente: Andatza
Recogimos la camiseta y a mí me tocó un maillot de Haimar Zubeldia firmado por él.
Ya habíamos hecho la marcha y ahora venía lo mejor: hamaiketako, sidrita...Los niños se nos quedaron mirando atónitos...no me extraña, en sus pequeñas cabezas tenían que estar pensando: - o sea, que a mí por meterme en un charco, me están todo el día echando la bronca...y estos dos vienen de esta guisa.
Pero les quité la idea con un pintxo de chorizo...ene gizajuak!

Fotos: Las que he sacado yo
          Andatza



7 comentarios:

  1. Me gusta que vayas haciendo cantera con los niños. Mila esker etortzeagatik.
    Irisasi BTT

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes lo que dicen...los niños son el futuro.

      Eliminar
  2. muy buena cronica.Lo pasamos fenomenal

    ResponderEliminar
  3. Anímate a compartir tus post en Ibilbideak-->Aterpe (http://ibilbideak.euskadi.net/ibilbideak/community.do), serán bienvenidos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siguiendo tu consejo, ya está compartido en ibilbideak, un saludo.

      Eliminar